De Camponaraya al Infinito

La segunda edición de la Infinity Trail congregó este domingo en Camponaraya a más de 800 participantes en una prueba que sirve para recordar a Cris, la hija del organizador, Suso Díaz, fallecida hace dos años. El propio Díaz insiste en que, más que una carrera, la Infinity Trail es “un día en familia, para recordar todos juntos a Cris con una sonrisa”.

La prueba, de 11,5 kilómetros con salida y meta en el bar Las Eras de Camponaraya, cuenta con modalidad de andarines y de corredores. En esta ocasión, además, asumía un contenido benéfico, ya que parte del dinero recaudado con las inscripciones irá a parar a la Asociación Española Contra el Cáncer.

 

De Camponaraya al infinito